historia

HISTORIA

Esta bodega comienza en 1966 con Sinforiano Vaquero y Daniela Gómez al frente, siguiendo su tradición familiar.

En sus inicios contaban con una pequeña cantidad de cepas y una vieja bodega subterránea con depósitos de hormigón. El trabajo y la ilusión que pusieron, tanto en sus viñedos como en sus vinos rosados, ha dado lugar a que haya crecido tanto el número de hectáreas (80 ha. actualmente), como la bodega, ya que, tras un largo estudio, en el año 2002 se construyó una moderna bodega equipada con la tecnología necesaria para elaborar vinos de calidad.

Hoy a cargo de la bodega están sus cuatro hijos -Juan Antonio, Miguel, Pilar y Sergio- que supervisan tanto el cultivo del viñedo y la elaboración de los vinos, como su comercialización nacional e internacional.

El cambio generacional ha supuesto importantes modificaciones en la empresa, pero conservando siempre la tradición familiar. Con la construcción de la nueva bodega se retocaron los sistemas de elaboración  y, continuamente, tanto en el campo como en la bodega, se estudian pequeñas reformas que puedan ayudar a mejorar la calidad de los vinos, pero siempre manteniendo una viticultura respetuosa y una elaboración de carácter tradicional.